Entrevista El Rey Vallenato Julián Mojica, adelantó el aguinaldo boyacense

Por Juan Rincón Vanegas

@juanrinconv

 

Con toda la calma después de haber sido elegido como Rey Vallenato del 51° Festival de la Leyenda Vallenata apareció Julián Ricardo Mojica Galvis, para contar en detalle todo lo vivido del 27 al 30 de abril cuando sumó la victoria más grande en el campo del folclor vallenato.

Este boyacense de 34 años y nacido en Paz del Río, compañero musical de Enaldo Barrera ‘Diomedito’, emitió sus conceptos referentes a este suceso que comenzó a cambiar su vida.

 

¿Qué significa haber sido coronado como Rey del Festival de la Leyenda Vallenata?

Para mi ser coronado Rey Vallenato significa un nuevo comienzo en mi vida. Llegar a ser coronado es cumplir el sueño que tenía desde niño, desde que inicié en este arte tocando acordeón desde los siete años, por el cual me preparé, por el cual luché, por el cual sufrí, por el cual me esmeré. Alcanzar esta meta es una de las bendiciones más grandes que Dios ha puesto en mi vida. La felicidad es mi compañera desde esa noche.

 

¿Por cuántos años buscó la corona profesional?

La estuve buscando desde el año 2010. Recuerdo que llegué por recomendación de Carlos Mario Zabaleta, el cantante que me acompañaba en ese momento. Él, me motivó y fue en un Festival histórico para mí porque, sin nunca haberme presentado en esta categoría ni en aficionado, de primerazo, llegué a la gran final en la que ocupe el tercer puesto. De hecho, la presentación en la final fue muy buena y la gente alcanzó a comentar, que tal vez si yo hubiese tenido más cancha, me hubiera ido mucho mejor.

Eso me obligó a no bajar la guardia, antes por el contrario a decir que si en el primer festival llegué a la final y al tercer lugar, tenía que seguir intentándolo hasta que Dios me diera la bendición y así lo hice hasta el 2018, haciendo una parada el año pasado por ser Rey de Reyes.

Siempre tuve la fe, las ganas, la disciplina de hacer una buena preparación antes del festival. Siempre la gente quedaba contenta, la gente que me apoyaba, el pueblo que me seguía, los comentarios fueron positivos.

 

¿Cómo fue la preparación para llegar a esta instancia de ser el nuevo Rey Vallenato?

Siempre que me iba a presentar desde el mes de enero empezaba a ensayar y venir a Valledupar, mis acompañantes siempre estuvieron acá y los fui rotando. Trataba de parrandear, de escuchar a otros acordeoneros y otros Reyes Vallenatos, a los cuales yo seguía y pensaba que tenían las cualidades perfectas para impregnarme y tomar cosas de ellos y lograr el toque perfecto que necesitaba para llegar a consolidar el título.

Puedo decir que mi preparación ha sido de ocho años que me presenté; la experiencia que te deja año tras año es lo que te va formando como acordeonero y lo que te va enseñando cuál es el camino correcto; cómo se toca en el festival, cómo se va labrando todo para poder llegar hasta el final.

 

Usted habla de Reyes Vallenatos que admira. ¿Cuáles son?

Principalmente un Rey Vallenato que tuvo mucho que ver este año en mi preparación fue Almes Granados. Lo admiro profundamente porque es un rey que toca melodioso, bastante raizal, y quienes manejamos otras tendencias del vallenato, al llegar a tocar en el Festival Vallenato tenemos que adaptarnos a un toque perfecto y ese me lo da sin duda alguna seguir a este maestro.

Otro Rey Vallenato a quien admiro mucho es a Julián Rojas, es un tipo muy sagaz en una puya o cuando hay que descrestar al público. De ellos dos busque un hibrido, más el estilo mío.

 

¿Cómo le parecieron los contendores de la final?

Buenísimos, no fue una final fácil, sabía cuándo leyeron los finalistas que todos teníamos las mismas posibilidades de ganar. No menosprecie a ninguno porque finalmente lo que te da cancha en el Festival Vallenato, es la experiencia de avanzar en las rondas, la experiencia de tocar finales. No es lo mismo tocar en la primera ronda, que tocar en el Parque de la Leyenda Vallenata con más de 20 mil personas. Todos habíamos pasado por ese curso, porque el que menos tenia finales había estado en dos. Yo, tenía cuatro finales encima, tenía dos terceros lugares y un segundo, pero los otros cuatro, tenían una hoja de vida folclórica parecida. Lo único que le pedí a Dios en ese momento fue que me diera la concentración, la serenidad para tocar, para hacer una muy buena presentación y que fuera su voluntad y así fue.

El segundo lugar de Javier Matta, fue un gran contrincante, todos cuatro, tuvieron méritos para estar ahí y puedo decir que no fue una final fácil.

 

¿Cómo asimiló el sistema de balotas cuando usted llevaba sus temas preparados y de repente le tocó cambiar una de las canciones?

Muy bien, y seguramente para el año si lo mantienen, van a rotar el repertorio, para que no se mecanicen los mismos temas porque pierde la gracia. ¿En qué me parece bien?, en que obliga a los acordeoneros, sobre todo a los nuevos que escuchen música y aprendan del folclor y un repertorio más amplio, no simplemente las mismas cuatro canciones que traen desde la primera ronda.

 

¿Cómo le pareció este festival?

Excelente. Me lo han manifestado muchas personas, que me diera el gusto de ganar el mejor festival de toda la historia, por todo lo que significó y especialmente en homenaje a un personaje mundial como lo es Carlos Vives. Es algo increíble la cantidad de gente que me ha llamado y me escribe, me piden entrevistas. Al mismo Carlos Vives lo vi comprometido todo el tiempo. Fue doble bendición de Dios haber ganado el Festival Vallenato y haberlo hecho en esta versión.

Dios me tenía el premio para este año y agradezco a mis compañeros, el cajero Aníbal Alfaro y el guacharaquero Aldair Velásquez, quienes se la jugaron conmigo. Lo he dicho y lo sostengo, el acordeón es mi vida entera. En el 2016 ocupé el segundo puesto y eso me sirvió de estímulo para buscar la corona.

 

¿Qué aspira a realizar en su año de reinado?

Primero, promocionar bastante. Esta es una oportunidad de que el mundo entero sepa que hay un boyacense con corazón vallenato, que ama profundamente esta tierra, esta cultura y esta música. Que se siga promocionando y conociendo el nombre de Julián Mojica, el nuevo Rey Vallenato. Eso lo haremos de la mano de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, también estaremos en alguna agenda de promoción y acompañándolos, y en lo que esté a mi alcance de proponer para poder seguir divulgando y difundiendo el vallenato tradicional.

 

¿Cuál es el aire vallenato que mejor domina?

Para ser Rey Vallenato hay que dominar los cuatro aires. Volviendo a la final, no creo que hubiera un finalista que tuviera debilidad en algún aire. Todos estaban muy completos. De pronto la puya, es la que da la facilidad de conectarse mejor con el público, por el show mediático, porque la gente le gusta los solos de la puya, porque cautivan al público y generan aplausos.

 

¿Cómo analiza el trabajo de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata?

Muy bueno en todo. Destaco la labor social de la Escuela Rafael Escalona, con estudiantes de escasos recursos económicos. Esto garantiza cultivar en ellos el folclor porque serán los futuros competidores; aparte de defender el vallenato tradicional es una labor que finalmente es la única entidad a nivel nacional que lo sigue haciendo y año tras año el Festival Vallenato ha demostrado que crece más y más. También la Fundación realiza un festival que está a la altura de muchos festivales internacionales, y que lo haga defendiendo el vallenato tradicional me parece excelente.

 

Soberano recibimiento en su tierra Paz del Río. ¿Un resumen de esa experiencia?

Mis paisanos estaban felices. Que recibimiento extraordinario. Además, recibí una condecoración del gobierno departamental que le dio el mayor valor a esta gesta folclórica.. Segunda vez que hay un Rey Vallenato Profesional del interior del país y primera vez que es de Boyacá. Esta es una gran alegría para el pueblo boyacense. Muy merecida.

 

¿En estos momentos está grabando clásicos vallenatos?

 

Tengo la fortuna de hacer agrupación con un gran cantante, Enaldo Barrera, ‘Diomedito’, y venimos trabajando en un CD de clásicos, la gran mayoría en tono menor, porque decidimos rescatar esa tendencia de tocar que hoy por hoy no se hace. No se encuentra una agrupación que grabe en tono menor y entonces quisimos hacerlo a través de algunos clásicos grabados entre los años 80 y 90.

La idea nació de ‘Diomedito’ y lo respaldé. A final del año pasado empezamos a grabar, paramos por mi preparación al Festival Vallenato y ya estamos retomando la grabación. A más tardar en un mes la producción musical estará lista.

Vienen canciones de los compositores Diomedes Díaz, Náfer Durán, Roberto Calderón, Aníbal Velásquez, Calixto Ochoa, Carlos Huertas, Adolfo Pacheco, Mateo Torres, Rosendo Romero, Lenín Alfonso Bueno, Crispín Eduardo Rodríguez, José Alfonso ‘Chiche’ Maestre, Luis Egurrola, Pedro García Díaz, José Barros, Juan Manuel Pérez, Ubaldo Díaz Martínez, Ángel Alfonso Molina y Leopoldo Turizo.

 

¿Cree que con su triunfo se adelantó el aguinaldo boyacense?

Tiene razón. Es un triunfo para todos los boyacenses y doble porque también tenemos Rey Aficionado. El aguinaldo boyacense va a estar mejor que todos los años porque tendrá a dos Reyes Vallenatos compartiendo con los asistentes a este bello acto. Será un Señor Aguinaldo envuelto con vallenatos. Sigo emocionado con este soberano triunfo.

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *