Atlántico se prepara para la segunda temporada invernal.

@edipalmajimenez

El Subsecretario de Gestión del Riesgo de Desastres, Edison Palma, representantes de los municipios que conforman el departamento del Atlántico, y autoridades ambientales del orden nacional y departamental se reunieron hoy para analizar los riesgos y amenazas a los que está expuesto el Atlántico durante esta primera temporada invernal y las acciones a tomar para el segundo semestre del año.

De acuerdo con la exposición del jefe de Pronóstico del Ideam, Christian Euscátegui, debido a los altos niveles del río Magdalena en su parte alta y media (interior del país y la región del Tolima) es importante tomar medidas preventivas para evitar desastres.

“Esta temporada de lluvias que ha sido fuerte en el interior del país dará lugar a que el impacto sea un poco tardío en la Costa porque el agua viene de la parte alta y aún no ha llegado. Destacamos los niveles del río Magdalena a la altura de El Banco, presenta niveles mayores que los presentados en 2010 cuando se dio el fenómenos de La Niña. Adicionalmente, queremos señalar que se acerca la temporada de huracanes a fin de que se tomen las medidas necesarias”, explicó Euscátegui.

Palma, quien preside el Comité Departamental de la Gestión del Riesgo, afirmó que la Gobernación del Atlántico trabaja mancomunadamente con los municipios a fin de que sean más resilientes y menos vulnerables en materia de riesgos y desastres.

“Venimos ejecutando un plan de contingencia sectorial y obras para reducir la vulnerabilidad y prevenir algunas emergencias. En el caso del Atlántico, se están invirtiendo algunos recursos del Fondo Departamental de Riesgos en limpieza de arroyos, construcción de muros de contención y con la CRA estamos trabajando en la recuperación de cuerpos de agua y limpieza de canales”.

El funcionario del Ideam resaltó que los sistemas de monitoreo no arrojan resultados que permitan tener la suficiente certidumbre sobre la ocurrencia de un fenómeno de El Niño o La Niña a corto plazo y añadió que las lluvias presentadas son el resultado de la convergencia de varios sistemas meteorológicos tales como frentes fríos y ondas tropicales.

Euscátegui advirtió que la temporada de huracanes iniciará el 1 de junio y terminará 30 de noviembre. “Es importante anticipar algunos fenómenos y no podemos bajar la guardia con la temporada de huracanes. Se esperan 11 huracanes para esta temporada. Con tan solo un huracán cerca del territorio del Caribe se pueden generar afectaciones; por eso el llamado a todas la autoridades locales y departamentales para que fijen sus planes de prevención.”

Finalmente, durante el comité se concluyó que los municipios deben actualizar los planes de gestión de riesgos y concretar las partidas presupuestales para la prevención y atención de desastres. La Gobernación del Atlántico hizo un llamado para que las administraciones municipales continúen con el monitoreo de las alertas tempranas y se ejecuten obras de mitigación.

ASESORÍA DE COMUNICACIONES
GOBERNACIÓN DEL ATLÁNTICO

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *