‘PUYA PA’ EL DIABLITO’, DE ADRIAN VILLAMIZAR, FIRME CANDIDATA A SER LA CANCIÓN REY DE REYES EN VALLEDUPAR

‘Puya pa´ el diablito’, tema de Adrián Villamizar, firme candidata a ser la canción Rey de Reyes en Valledupar
 
Adrián Pablo Villamizar Zapata, es artista nacido en Argentina, de padres colombianos y que  desde muy niño llegó nuestro país con sus progenitores a radicándose en San Juan del Cesar, en el departamento de La Guajira, Aunque es uno de los compositores más inteligentes y musicalmente correcto, él se sale de todo los parámetros que conllevan a un artista vallenato más del montón. Es demasiado atrevido, pero conservador; es muy romántico, pero muy crítico; es abundantemente espiritual, pero muy real con los que pasa en la tierra. Villamizar, es el médico de la composición vallenata que no ambiciona la fama, pero muy egoísta con sus canciones.
 
Su humildad no le permite vanalglorioarse de sus logros, en el 2011 obtuvo el primer lugar en el concurso de la canción inédita con una obra suya bautizada ‘Ciego Nosotros’, tema que fue inspirado por este médico – artista, en honor al juglar Leandro Díaz Duarte. Gracias a su hijo musical Villamizar, logró meterse en el olimpo de los grandes compositores en obtener este galardón  que le abrió las puertas para medirse en el 2017 en busca de la corona de ‘Rey de Reyes’, en la categoría canción inédita. En este abril se retará a duelo contra sus colegas con el tema, ‘Puya pa´el diablito’, que dará mucho para hablar.
 
Una puya tan atrevida como la suya ¿cómo nace? ahora ¿sí cree que los jurados la calificarían bien para meterse en una final? para este concurso de solo ganadores, ¿cuál fue la métrica que utilizó en esta cancíón?  
 
“Esta canción nació el 70 % hace unos 5 ó 6 años en una semana santa, en ese lapso compuse 3 ó 4 canciones más y tiene la característica que todas ella tiene una estructura lineal de décima espinela que es una tradición larguisíma en América Latina y España, donde se compone en versos de 10 líneas con a una rima particular establecida y obligada que se exige para poder armarla. Esto lleva que con las combinaciones de las oraciones el que la escucha se va haciendo a la idea de lo que viene más adelante.
 
En cuanto a que si el jurado la calificaría bien, eso es muy relativo, cada quien tiene sus gustos, la décima es parte del folclor vallenato en varias expresiones, por ejemplo juglares como: Toño Salas, Emiliano Zuleta Baquero y Carlos Huertas compusieron en décimas y muchos más. Dentro del concurso de piqueria la décimas las llamamos como versos de diez palabras, en la cual los verseadores están obligados a competir dentro de esos parámetros.
 
La lógica indica que los jurados que están en este concurso van a ser los mejores, serán los que sepan más de dentro del folclor vallenato, por eso yo resalto el profesionalismo de ellos. No están ahí por casualidad, están ahí por que son saben lo que hacen. La puya normalmente se maneja en cuatro versos, pero la variación a décima obliga a cambiar la estructura del tema y para todo lo que yo quería decir en la composición.
 
El tema es una especie de critica a los compositores que han convertido las composiciones en algo monotemático, oír que una canción se parece a la otra es hacerle un daño al folclor, es como oír un reggaetón, por que ya sabemos en la primera estrofa de que se va a hablar en el resto de la canción. Por eso el ‘dinero maldito’, es que ha dañado lo que mal se llama ahora compositores de bolsillo, solo componen por sus cuentas bancarias y no por folclor”. 
 
 
Por: Alexander Lewis Delgado.  (Texto y Foto).

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *